lunes, 9 de diciembre de 2013

Undécimo aniversario de la muerte del perro Canelo.



Hoy se cumple el undécimo aniversario de la muerte del fiel perro Canelo, en Cádiz, atropellado por un automóvil...

Este año mi conmemoración consiste en la publicación de un poema que, en su día, le dedicó Juan Pablo



               A CANELO 
               Juan Pablo
               
               Ayer te vi en tu rincón, Canelo 
               ¿No sabes que tu amo está en el Cielo? 
               
               Cada mañana cuando te levantas 
               alzas tu triste mirada a Residencia 
               y como tantos otros días aguantas... 
               ¡Qué bonito es tu amor! ¡Cuánta paciencia! 
               
               Seguramente yo podría contarte 
               que alguna vez a la persona amada 
               le dije "me cansé ya de esperarte" 
               ¡Eso sé que tú no lo harías por nada! 
               
               Ayer te vi en tu rincón, Canelo 
               ¿No sabes que tu amo está en el Cielo? 
               
               Te encuentro siempre triste y abatido 
               pero atento a donde tu mirada alcanza 
               porque aún no has perdido la esperanza 
               ni aceptas que tu amo se haya ido 
               
               Tú confías en "tu dios" de tal manera 
               que solamente por él sigues viviendo 
               esperando que algún día reapareciera 
               y le digas que su amigo sigues siendo 
               
               Ayer te vi en tu rincón, Canelo 
               ¿No sabes que tu amo está en el Cielo? 
               
               Si paso por su lado ni se inmuta; 
               si lo llamas, y acaricias nos demuestra 
               encontrando su mirada con la nuestra 
               que ha de permanecer inmóvil y sin ruta 
               
               Si los ojos son el espejo del alma 
               y el lugar para las almas es el Cielo 
               no dudo un solo momento que Canelo 
               se ha ganado de sobra, por su calma, 
               por su fidelidad y por su amor tan grande, 
               que el devenir, tras su muerte le mande 
               al Cielo de "su dios" para lamerle el alma.


Mi más sentido recuerdo y homenaje para todos aquellos animales que diariamente quedan lisiados o encuentran la muerte bajo las ruedas de nuestra veloz indiferencia... También a su memoria...

1 comentario:

miriam sv dijo...

Bonitas palabras para un ánge, DEP CANELO��